Conoce los tipos de préstamos privados, sus speligros y virtudes

La gran mayoría de personas en algún momento de la vida necesitamos acceder a un préstamo para cubrir alguna necesidad, comprar algo, pagar otra deuda o un millón de cosas más. Generalmente se busca la ayuda de una entidad financiera para acceder a un préstamo o prestamos de capital privado como en www.capitalprivadomb.com/p/prestamos-de-capital-privado.html.

A muchas personas nos les gusta acceder a este tipo de préstamos, sin embargo, pueden salvarlo en caso de que no pueda acceder a un préstamo con una entidad financiera, aunque nuestro consejo es que vayas con cuidado, pues muchos de los prestamistas privados, cobran una gran cantidad de intereses que pueden terminar por arruinarte.

Las características de los préstamos privados

Estos son préstamos a los que puedes acceder de una forma bastante rápida, te prestan dinero sin hacerte muchas preguntas, pero son préstamos que llegan acompañados de intereses bastante altos.

prestamosLas personas con algún capital de dinero para invertir se dieron cuenta que son muchísimas las personas que no pueden acceder a préstamos en las entidades financieras, así que vieron esto como una oportunidad de negocio rentable.

Ellos se dieron cuenta que están dispuestos arriesgarse un poco a cambio de recibir honorarios muy buenos, los cuales obviamente ganan al cobrar intereses altos.

Cuando el negocio comenzó, muy pocas personas se arriesgaban a hacer préstamos privados, sin embargo, muy rápidamente, este negocio cobro popularidad, y hoy en día, son cada vez más personas las que acceden a estos préstamos para cubrir alguna necesidad e incluso darse uno que otro gusto, sin importar que deban pagar unos intereses más altos que los que pagarían en un banco.

Hay dos tipos de estos préstamos: mini créditos y créditos con garantía hipotecaria, en los cuales profundizaremos a continuación.

Préstamos privados: mini créditos

Estos son prestamos pequeños cuya máxima cantidad rodea los 700 dólares, y que se devuelven en un mes con sus respectivos intereses, aunque hay prestamistas privados que prestan hasta un poco más y dan plazos un poco más largos para ser pagados.

Acceder a estos mini créditos es bastante sencillo, la contratación es rápida, puede ser por medio online, telefónico o personal y requiere muy poco papeleo, además el dinero se transfiere a tu cuenta a partir de los 15 minutos de aprobación de mini crédito.

creditos privadosPor otro lado, no requieren de avales para hacerte el préstamo, a ellos no les interesa si debes dinero en otras partes.

Una gran ventaja de estos préstamos es que desde un principio dejan muy claro el dinero y las condiciones del mismo, antes de firmar podrás conocer en detalle todo lo que concierne a la deuda que te vas a hacer, así que no tendrás sorpresas como ocurre en muchas ocasiones con las entidades bancarias.

Como punto en contra de este tipo de créditos es que no son supervisados por ninguna entidad regulador, así que es un riesgo, adicionalmente el plazo de pago generalmente es muy corto y los intereses son más altos que en los bancos.

Tal vez lo más malo de este tipo de créditos es que muchas personas los utilizan como algo recurrente, así se puede convertir en un círculo vicioso que puede resultar bastante peligroso para la salud financiera de cualquier persona.

Sin embargo, si estos préstamos son bien utilizados y se utilizan cuando realmente sean necesarios, entonces pueden ser un gran salva vidas de las situaciones económicas difíciles.

Préstamos privados: créditos con garantía hipotecaria

creditos privados hipotecas

Este es un producto un poco –o mucho- más complejo que el anterior, así que si está pensando en acceder a este tipo de crédito, deberá tener muchas más precauciones, informarse muy bien y leer absolutamente todo antes de firmar, pues puede condicionar su situación económica.

Dentro de este tipo de crédito hay dos tipos más, aquellos que son con garantía hipotecaria y los que son de hipoteca inversa.

Los préstamos con una garantía hipotecaria te prestan una gran cantidad de dinero pero toman como garantía algún inmueble que este pagado en su totalidad o que tenga una hipoteca que esta liquidada casi en su totalidad.

El tiempo de desembolso promedia en las 48 horas después de la aprobación, el dinero puede devolverse en un tiempo bastante largo, incluso hasta los 35 años y lo mejor, es que te prestan aun si estas reportado en listados de deudores oficiales o si tienes prestamos en otros lugares.

El gran peligro de este tipo de préstamos, que en caso de no cumplir con la deuda, se corre el riesgo de perder el inmueble que ha quedado como garantía, así que debes ser comprometido y constante en el pago de dicha deuda.

Los préstamos de hipoteca inversa te permiten acceder a dinero de forma mensual dejando la vivienda propia como garantía, en otras palabras, el valor de la casa, se convierte en una renta mensual, sin embargo, para acceder a este tipo de préstamos generalmente ponen condiciones un poco más complejas, como ser mayor de 65 años o tener una dependencia severa.

Entre más edad se tenga y más cara sea la propiedad, más dinero se puede conseguir de forma mensual.

Un contra de este tipo de préstamos, es que a las mujeres cobran menos que los hombres pues tienen una esperanza de vida mayor.

Adicionalmente, tienen otras desventajas, por ejemplo serás tu quien deba hacer frente a los gastos asociados como los gastos de gestión, la comisión por apertura y el seguro de rentas vitalicias diferidas.

Sumado a eso, en una gran mayoría de los casos, el titular fallece sin haber dejado enterados a sus familiares, así que los herederos que esperan obtener la casa pueden llevarse una sorpresa un podo desagradable, pues además de recibir tendrán una deuda.

De forma general, este tipo de Préstamos privados nos prestan de una forma mucho más sencilla porque ganan mucho más dinero por medio de los intereses, así que ellos tienen el negocio bien asegurado.

Como recomendación, te decimos que leas muy bien antes de firmar cualquier préstamo y que te enteres muy bien de los riesgos que puedes correr en caso de incumplir con los pagos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *