El embarazo y el posparto

A continuación os describiremos diferentes alimentos  con los que pueden favorecer al mejor crecimiento del feto teniendo en cuenta todas las variables que le puedan afectar. Como por ejemplo:

Los plátanos contienen potasio, magnesio, ácido fólico y fibra. Su alto contenido en ácido fólico, presente en el plátano de Canarias, está directamente relacionado con la salud y el buen desarrollo del feto.

Sobre el ácido fólico, debemos saber que el nombre de ácido fólico hace referencia a los alimentos más ricos en esta vitamina: las hojas verdes. El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble englobada dentro del complejo de las vitaminas del grupo B. Es un nutriente esencial para la vida celular. La ingesta adecuada de ácido fólico antes y durante el embarazo ayuda a prevenir las malformaciones congénitas que afectan a la formación del tubo neural. Entre los alimentos más ricos en ácido fólico se encuentran las acelgas, las espinacas, los guisantes, los garbanzos, la levadura y los frutos secos. La cerveza es una buena fuente de ácido fólico. También lo son algunas frutas frescas como la naranja, el melón o el plátano. El ácido fólico es necesario para la división celular y la formación del ADN, ARN y proteínas al organismo.

Leche materna de calidad: Tomar infusiones de anís verde e hinojo ayuda a mejorar la calidad de la leche materna. Ambas plantas ejercen una acción carminativa sobre el organismo, haciendo que la leche resulte más digestiva para el bebé y evitando así la aparición de cólicos.

Combate la incontinencia urinaria: Puedes recuperar el control de la vejiga con ejercicios que desarrollan tu musculatura. Para hacerlo, tienes que contraer el esfínter anal cómo si quisieras evitar la defecación. A continuación, relájate y repite la contracción. Realiza este ejercicio 20-30 veces al día. Cuando orines, intenta interrumpir el rayo de la orina diversas veces. Con estos ejercicios, además, también mejorarás tu placer sexual y el de tu pareja.

Bebés hidratados: La piel del bebé es muy sensible a los cambios de ambiente. Por este motivo, necesita la máxima hidratación. Pon un chorrito de aceite especial para bebés al agua de la bañera y ,después del baño, moja su cuerpo con crema hidratando. También evitarás que le salga la costra lácteas.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Roberto Marin dice:

    Buena entrada, estoy totalmente de acuerdo con su punto de vista. Seguiré visitando este blog siempre que pueda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *